POLIDORPIO

Imagen
En un hermoso apartamento de Madrid vive Yuli y Pablo  joven pareja con una hermosa hija, Enma de cinco años y con ellos (y sin ellos saberlo) vive un duende, se llama Polidorpio es un duende de los malos, oscuro como sus intenciones caza niños, especialmente aquellos que son muy carismáticos y hermosos, juega con ellos hasta quitarle su luz, deprimirlos y dejarlos en estado vegetal. Al principio de los juegos con Enma Polidorpio se mimetizaba entre los juguetes, como un astuto camaleón se transformó en Mickey Maouse, Minie, Barnie logrando la atención de la niña. Cada vez que ella jugaba, se acercaban más a la puerta, el ritual consistía en que justo en el juego número seis cruzarían la puerta y con ella el umbral, ella se desmayaría y al despertar miraría a Polidorpio y su verdadero y aterrador aspecto, le causaría tal impresión que jamas volvería hablar y sus ojos quedarían vacíos mirando al duende, mientras el duende ganaría poder. - Enma mi amor, ¿por qué abriste la puerta?




TE PREGUNTO (Karlina Fernández)

"¿En algún momento los has perdido todo y el equipaje se volvió sin más, llanto y desahucio?"

¿Alguna vez tuviste miedo al escuchar la puerta de tu casa?
¿Alguna vez te arrojaste al sexo por deber?
¿Alguna vez perdiste un país en honor a la igualdad?
¿Alguna vez dejaste el amor de tu vida en un aeropuerto y desde entonces rematas tu corazón?

¿Alguna vez te han llamado sudaca?
¿Alguna vez has perdido todos tus amigos y desde entonces quieres incendiar los recuerdos del Facebook?
¿Alguna vez tu familia, toda, del otro lado del Atlántico?

¿Alguna vez la muerte imbatible se llevó a tu papá?
¿Alguna vez tú en situación de calle?
¿En situación de desesperanza a pesar de tus títulos universitarios?
¿En algún momento los has perdido todo y el equipaje se volvió sin más, llanto y desahucio?

Entonces, si un día, quizás dos; no quiero salir de la cama,
o me embarque en amores de segunda mano,
o me pierda en el azúcar o el alcohol.
No me llames cobarde
que vengo de tragarme todas las desgracias y sigo viva.

¡Puedes escuchar el poema de mi propia voz aquí!
¡Si te ha gustado la lectura, déjame tu comentario!
Karlina, todas ellas...

Comentarios

Entradas populares de este blog

MI TÍA, LA DE LA PLAYA

ESTACIÓN CAMARERA (Karlina Fernández)

TONTÍN