Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

EL VERDE

Imagen
Fotografía: Miguel Ramos Oya

El edificio «El verde»  de Chueca tiene una particularidad: ese edificio es habitado exclusivamente por mujeres, por mujeres lesbianas y cada una nos tiene algo que contar  
En la planta 1 - A vive Luz. Luz tiene el sexo apagado desde hace 8 años, hace 8 años que no besa una boca, hace 8 años que no la desvisten, hace 8 años le rompieron el corazón y desde entonces no encuentra los pedazos y se niega a sí misma a volver a sentir.
Yuri vive en el 1-B  es motera y carpintera, una de sus compañeras de aventuras moteras la invito a comer y ahí conoció a Lucía la madre de su amiga, una mujer casada con el deseo homosexual contenido. Lleva casada más de 25 años con el padre de Ana (su amiga motera) pero Yuri y Lucía barnizan la comida con miradas y pequeños gestos que empezarán a quemar.
Si seguimos subiendo este edificio llegamos al piso 2. 
En la planta 2- A vive Abril. Y aunque su nombre suena a primavera su sobrepeso la tiene sumergida en un invierno eterno, el…

RENDIRSE

Te voy a llorar de todas las formas; como se lloran las madres muertas, los árboles caídos, las guerras mundiales los amores, los amigos, las malcriadeces.
Te voy a llorar pacito, con ruido, con histeria, arrinconada.
Te voy a llorar fetal, dormida, desnuda y vestida. Fastidiada, arrecha, ardida… con los amigos, con las cervezas, en los abismos.
Voy a poner mi creatividad al servicio de este maldito laberinto en el que te convertiste. Me voy a mojar en el lodo y en el fango. Me voy a dar con la piedra.
Te voy a llorar como se lloran las violaciones, los abusos, las mutilaciones, los accidentes, las culpas irrevocables… como se llora un adiós sin censuras, como se llora el exilio, la patria; como se llora en los aeropuertos y en las fechas sensibles. Como una traición irreparable, una muerte súbita;una muerte agonizante.
Te voy a llorar bajo la lluvia, en público, a pleno sol, en día de elecciones; cuando no esté de moda llorar. Hasta que todo el mundo se aburra de verme llorar.
Hasta que el llanto salga fingid…

MAGALY, EL PERSONAJE

MUJERES QUE ME INSPIRAN
CAPITULO I: MI MAMÁ
El amor entre una madre y una hija pasa por varios procesos, sabemos que cuando somos pequeñas dependeremos en un cien por ciento de nuestras madres hasta que ese porcentaje va bajando paulatinamente mientras va incrementando nuestra edad. En la adolescencia, nosotras tras la odisea de buscar nuestra propia identidad y ellas en su afán de protegernos, nos volvemos adversarias; pero cuando al fin uno alcanza la edad adulta y ellas han pasado la menopausia, sucede una calma, una pausa en las batallas y poco a poco te vas dando cuenta de quién es tu mamá— no como mamá, sino como ser humano— así comenzó mi fase de observación para descubrir a Magaly, el personaje:

Magaly es una mujer de 63 años, bajita como una princesa, calza 34, mide 1.49. Tiene un cabello liso por donde se desliza cualquier peine sin contratiempos, colecciona cremas que revitalizan su piel y sus cachetes después de tanta costumbre insisten siempre en oler a colorete, Magaly es …