Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2020

EL VERDE

Imagen
Fotografía: Miguel Ramos Oya

El edificio «El verde»  de Chueca tiene una particularidad: ese edificio es habitado exclusivamente por mujeres, por mujeres lesbianas y cada una nos tiene algo que contar  
En la planta 1 - A vive Luz. Luz tiene el sexo apagado desde hace 8 años, hace 8 años que no besa una boca, hace 8 años que no la desvisten, hace 8 años le rompieron el corazón y desde entonces no encuentra los pedazos y se niega a sí misma a volver a sentir.
Yuri vive en el 1-B  es motera y carpintera, una de sus compañeras de aventuras moteras la invito a comer y ahí conoció a Lucía la madre de su amiga, una mujer casada con el deseo homosexual contenido. Lleva casada más de 25 años con el padre de Ana (su amiga motera) pero Yuri y Lucía barnizan la comida con miradas y pequeños gestos que empezarán a quemar.
Si seguimos subiendo este edificio llegamos al piso 2. 
En la planta 2- A vive Abril. Y aunque su nombre suena a primavera su sobrepeso la tiene sumergida en un invierno eterno, el…

EL PATITO EN TERAPIA

Imagen
Entran la mamá del patito feo y el patito feo a un consultorio de psicología.

—Buenos días doctora. —Buenos días señora pata, ¿en qué puedo ayudarla? —Bueno, yo vengo porque él es mi hijo más pequeño, pero aunque suene raro fue el huevo más grande y el ultimo en romperse y la verdad (baja la cabeza)… el más feo, tiene comportamientos distintos a nosotros, mírelo, es diferente, y yo creo que, el debe ser igual que todos los patos, porque él es un pato. Los patos tenemos cierto tipo de comportamiento, que él, (lo mira) pobrecito (intenta no llorar) no tiene. —Entiendo… ¿y tu patito cómo te sientes?   —Yo sé que soy feo doctora (baja la cara) y que soy diferente; por eso quiero curarme, algo malo debe de haber dentro de mí porque no me parezco a mis hermanos patitos. — ¿Sabes Nadar? —Sí, si claro. Yo nado, ¿verdad mami, que yo nado bien? —Sí doctora, sí nada. — ¿Por qué crees que eres feo y diferente entonces? —Porqué soy más alto, mucho más alto que ellos y mis plumas están todas despe…