Entradas

Mostrando entradas de julio, 2018

POLIDORPIO

Imagen
              En un hermoso apartamento de Madrid vive Yuli y Pablo  joven pareja con una hermosa hija, Enma de cinco años y con ellos (y sin ellos saberlo) vive un duende, se llama Polidorpio es un duende de los malos, oscuro como sus intenciones caza niños, especialmente aquellos que son muy carismáticos y hermosos, juega con ellos hasta quitarle su luz, deprimirlos y dejarlos en estado vegetal. Al principio de los juegos con Enma Polidorpio se mimetizaba entre los juguetes, como un astuto camaleón se transformó en Mickey Maouse , Minie , Barnie  logrando la atención de la niña. Cada vez que ella jugaba, se acercaban más a la puerta, el ritual consistía en que justo en el juego número seis cruzarían la puerta y con ella el umbral, ella se desmayaría y al despertar miraría a Polidorpio y su verdadero y aterrador aspecto, le causaría tal impresión que jamas volvería hablar y sus ojos quedarían vacíos mirando al duende, mientras el duende ganaría poder.   - Enma mi amor, ¿por qué abrist

¿Y EL SEXO PA’ CUÁNDO?

Imagen
Yo debo confesar, con mucha pena, que soy la vergüenza de la promiscuidad lésbica residente en Madrid. Casi le pico la torta a la falta de actividad sexual con otra mujer que no sea yo (un minuto de silencio por el escarnio público). Me pongo a reflexionar en tan novedosa y vergonzosa situación y surgen varias causas: en primer lugar, que me siento como en guerra desde que estaba en Venezuela; como quien batalla y batalla y no le da tiempo de bajarse del caballo, ir a una taberna, coquetear con una mujer y terminar en la cama. En Venezuela mi último encuentro fue en un baño de un prestigioso local gay donde me había presentado sin mucho éxito y maté el despecho ahí. La ebriedad me impide recordar las bondades dadas y ofrecidas esa noche, luego de eso pasaron los meses. Me tuve que mudar a casa de mi mamá porque me pidieron desalojo en la habitación; la patria nueva venía con toda la fuerza dispuesta a quitarme el poder adquisitivo, perforando las costillas de mis débiles ahorros y

5 MESES Y UN ADIOS

Imagen
Fotografía: @davjvb/ @davidvila_foto AEROPUERTO MADRID El 10 de febrero toqué tierra española; el primer obstáculo fue que, como en el documental «Aeropuerto Madrid», fui enviada al «cuartico» donde eres entrevistada. Allí un sello decidiría si me dejarían entrar a España o me devolverían a Venezuela. Yo sentía que, en lugar de quince días de ropa, en la maleta tenía 15 kilos de cocaína. La espera en el sillón para ser entrevistada por un policía fue como cuando te atracan y te colocan el arma en la cabeza… y de pronto la vida entera se te pasa por la mente. (Como verán, he sido atracada con arma y me la han puesto en la cabeza). Al entrar me entrevistó una mujer policía, y para mí siempre es más fácil empatizar con mujeres. Fue amable, me preguntó a qué venía y le respondí que estaba allí porque soy escritora y se bautizaría un libro de crónicas que incluía uno de mis textos. Era una danza de preguntas y respuestas, una línea estrecha entre no mentir y decir la verdad