POLIDORPIO

Imagen
En un hermoso apartamento de Madrid vive Yuli y Pablo  joven pareja con una hermosa hija, Enma de cinco años y con ellos (y sin ellos saberlo) vive un duende, se llama Polidorpio es un duende de los malos, oscuro como sus intenciones caza niños, especialmente aquellos que son muy carismáticos y hermosos, juega con ellos hasta quitarle su luz, deprimirlos y dejarlos en estado vegetal. Al principio de los juegos con Enma Polidorpio se mimetizaba entre los juguetes, como un astuto camaleón se transformó en Mickey Maouse, Minie, Barnie logrando la atención de la niña. Cada vez que ella jugaba, se acercaban más a la puerta, el ritual consistía en que justo en el juego número seis cruzarían la puerta y con ella el umbral, ella se desmayaría y al despertar miraría a Polidorpio y su verdadero y aterrador aspecto, le causaría tal impresión que jamas volvería hablar y sus ojos quedarían vacíos mirando al duende, mientras el duende ganaría poder. - Enma mi amor, ¿por qué abriste la puerta?




INVENTO (Karlina Fernández)


Ya tú no eres tú,
el dolor te ha hecho dragón y princesa, navaja y serpiente.
Tan gigante que no cabes en mi nomenclatura.

La ausencia no reconoce tus defectos,
pero si buscamos en las páginas del odio
encontramos más de la cuenta.
Ya no sé quién eres.
¿A quién lloro en abril?
Te has vuelto imaginería,
magia negra, polvo blanco. 
Así es el duelo, a puño y letra de espejismos.
Se me han tergiversadolos bostezos que me provocabas.
¡Es que te ascendí a Dulcinea!
Porque estoy perdida,
no sé quién soy,
no hay luz en el castillo. 

Ya tú no eres tú,
has caído en mi literatura,
que anda gustosa pensándote en la torre,
que anda entusiasmada llamándote destino,
poniéndome la espada o clavándomela.
Algo de mi sabe que fuiste rana que besé
en el hastío de aquel jardín infértil.
Y ahora pretende ponerte vestido y corona.

Ya eres otra,
otra que mi dolor domesticó a su sadismo,
a su narrativa bizarra, llena de brujas hermosas.
No sé qué más querrá dibujar mientras lloro.
Pero tú no eres tú, lo sé.
Ya no te lloro a ti,
sino a esa ficción que ha entrado en mi mente
con tu filosa imprudencia
y mi tenaz creación.


Si te ha gustado la lectura y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda


Comentarios

Entradas populares de este blog

MI TÍA, LA DE LA PLAYA

ESTACIÓN CAMARERA (Karlina Fernández)

6 MESES Y UN ADIOS