EL VERDE

Imagen
Fotografía: Miguel Ramos Oya

El edificio «El verde»  de Chueca tiene una particularidad: ese edificio es habitado exclusivamente por mujeres, por mujeres lesbianas y cada una nos tiene algo que contar  
En la planta 1 - A vive Luz. Luz tiene el sexo apagado desde hace 8 años, hace 8 años que no besa una boca, hace 8 años que no la desvisten, hace 8 años le rompieron el corazón y desde entonces no encuentra los pedazos y se niega a sí misma a volver a sentir.
Yuri vive en el 1-B  es motera y carpintera, una de sus compañeras de aventuras moteras la invito a comer y ahí conoció a Lucía la madre de su amiga, una mujer casada con el deseo homosexual contenido. Lleva casada más de 25 años con el padre de Ana (su amiga motera) pero Yuri y Lucía barnizan la comida con miradas y pequeños gestos que empezarán a quemar.
Si seguimos subiendo este edificio llegamos al piso 2. 
En la planta 2- A vive Abril. Y aunque su nombre suena a primavera su sobrepeso la tiene sumergida en un invierno eterno, el…

INVENTO (Karlina Fernández)


Ya tú no eres tú,
el dolor te ha hecho dragón y princesa, navaja y serpiente.
Tan gigante que no cabes en mi nomenclatura.

La ausencia no reconoce tus defectos,
pero si buscamos en las páginas del odio
encontramos más de la cuenta.
Ya no sé quién eres.
¿A quién lloro en abril?
Te has vuelto imaginería,
magia negra, polvo blanco. 
Así es el duelo, a puño y letra de espejismos.
Se me han tergiversadolos bostezos que me provocabas.
¡Es que te ascendí a Dulcinea!
Porque estoy perdida,
no sé quién soy,
no hay luz en el castillo. 

Ya tú no eres tú,
has caído en mi literatura,
que anda gustosa pensándote en la torre,
que anda entusiasmada llamándote destino,
poniéndome la espada o clavándomela.
Algo de mi sabe que fuiste rana que besé
en el hastío de aquel jardín infértil.
Y ahora pretende ponerte vestido y corona.

Ya eres otra,
otra que mi dolor domesticó a su sadismo,
a su narrativa bizarra, llena de brujas hermosas.
No sé qué más querrá dibujar mientras lloro.
Pero tú no eres tú, lo sé.
Ya no te lloro a ti,
sino a esa ficción que ha entrado en mi mente
con tu filosa imprudencia
y mi tenaz creación.


Si te ha gustado la lectura y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda


Comentarios

Entradas populares de este blog

MI TÍA, LA DE LA PLAYA

TONTÍN

EL VERDE