HASTÍO

Me aburrí de ti
con la precisión que tiene el hastío
y la serenidad del que sabe que ya no vuelve.

Liviana viajo,
preciso vivirme sin equipaje;
no insistas conmigo.
¿Sabes lo que te puede arder la mañana siguiente
el mensaje ya, más nunca enviado?

Nada es peor que mirar unos ojos vacíos
en donde antes habitaba el amor.
Vuelve sin mí a tus sismos,
ya no hay retorno hacia ti.

Lo siento.


Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.

Comentarios