ME RINDO


Consagro mi derrota en ti.
Fracaso, inminentemente, en tus destrezas.
Fatigada de estrategias infértiles
me entrego en el abismo del miedo a amar
y, entonces, te amo desnuda de elocuencia;
vulnerable a mis propias contradicciones contigo.

Te amo demente, bebida de sustos y de celos:
como una hembra, como una loba, como una tuya.

Bajo la guardia; me quito la camisa.
Y, debajo de la camisa, me quito el corazón;
y al corazón le saco el alma
para que de un jalón te la fumes.

Viajaré a mi sombra que eres tú…
y ahí mi amor; en nuestro infierno de contradicciones,
en el temblor de la duda,
en  los besos extremos y en el  sexo caliente,
me estrellaré sin cordura sobre tus vórtices.
Quizás sólo así pueda liberarme:
volviendo a morir.


Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.


Comentarios

Entradas populares de este blog

TONTÍN

MI TÍA, LA DE LA PLAYA

ESTACIÓN CAMARERA (Karlina Fernández)