BAÑO (Karlina Fernández)


 Ahogaste mis besos en tu tristeza,
tus ojos dispersos se cerraron,
el vodka acreditó la caricia.

Di mi ilusión ebria,
tú te vengaste del despecho.
Quise beberte hasta borrarme,
tú me borraste antes de terminar de beberme.

Me consumí tu nicotina y tu dolor,
te llevaste mi tranquilidad y el último trago.

Ese baño decadente
subió mis manos a tus esquinas
y terminé impregnada de ti,
ebria, vacía, confusa.


Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.


Comentarios