DEJAR DE SER ARTISTA


Nicol es una hermosa y conocida transexual de Caracas, ella trabaja en locales de ambiente (locales exclusivos para la comunidad LGTBI), en estos locales hacen vida muchos transexuales que hacen en su mayoría espectáculos fono mímicos en la madrugada imitando o haciendo el doble de grandes artistas, Nicol es una de ellas. Nicol es de Cumaná, cree en Dios y dice que él siempre la acompaña para no irse por los malos caminos. Ella dice que Dios durmió con ella el día en que tuvo que pernoctar en una plaza con unos amigos cuando la echaron de una habitación. Su dolor más grande es su mamá y su distancia, y su feroz rechazo. Nicol no se ha prostituido, lo dice con orgullo, incluso es referencia de ser transexual y no pagar el peaje de la prostitución; por el duro camino que implica serlo en un país tan atrasado en materia de derechos humanos y sexodiversidad como Venezuela. 

Nicol es alta como la esperanza, esbelta como una miss, con una voz dulce y humilde. Cuando la vez no puedes dejar de hacerlo, sientes que estás hablando con una mujer que sobrepasa la belleza común y tus ojos sin remedio se posan cómodamente sobre ella. Vive de la noche, de los tragos que consumen sus clientes en el local de turno. Nicol vive de las fotos y las madrugadas, el teatro incluso se derritió ante sus encantos, micro teatro. Venezuela la recibió por la puerta grande, Nicol llama gente y dice tener una sensibilidad natural para la actuación: “Eso de ponerse en los zapatos del otro yo te me lo tengo”. Nicol no estudió, los bolsillos no le daban y apoyo no tenía; así que la actuación, la tarima y la noche le abrieron las puertas para siempre y de eso vive y ha vivido toda su vida. “Yo no tengo dinero… pudiese tener mucho si me prostituyo, pero no, incluso no he dejado de llorar porque ayer boté mi celular y tú sabes en cuánto está un celular ahorita”. Nicol insiste en la cordura de ganarse la vida honradamente, Nicol también está enamorada, lleva diez años enamorada de un mismo hombre que se le alojó malamente en el corazón, con el que brinca emocionalmente, un hombre que no la ama como quisiera. Le llovizna tristeza al nombrarlo. 

En su relación con Dios dice que este le manda personas constantemente que la ayudan a lograr sus objetivos: “Fíjate tú, las lolas me las hicieron dos cirujanos de forma gratuita; quien pagó eso fue la piedad, esta me la hizo uno y esta otro ¡Por cosas de Dios!”. 

Siendo Nicol una mujer transexual, deseada, famosa en su ambiente, pedida en las salas de teatro, le pregunté si tenía otro sueño, qué hacía, a dónde iba una mujer como ella. “Te vas a reír de mí, en serio, mi sueño es muy tonto… pero es mi sueño. Mira, yo sueño con un día dejar de ser artista, dejar las madrugadas, vivir en un pueblito. Sí, en un pueblito, en una casita, con un solo marido, uno solo y esperarlo… mirar como ese marido llega a la casa con su bolsita de pan mientras yo lo recibo para amarlo para siempre ¿Ves?, es tonto, pero es mi sueño, dejar de ser artista para ser amada”.

Si te ha gustado la lectura y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pero como Karlina tan corto , tan poco , esto tiene un "Continuará " ??
Me quedé con gusto a más . Fue como una primera cita de solo unos minutos 😲
Atte Yo .
Daniela Velásquez Oliva ha dicho que…
Ningún sueño es tonto si es lo que tu corazón realmente desea ♥ #touching
Unknown ha dicho que…
Que rico leerte y conocer personas maravillosas como Nicol a través de tu don. Gracias! Por allí dicen que no hay sueño, tonto sino tonto que no sueña. Así que salud! por el sueño de Nicol y los tuyos también! Se te quiere mucho y manda un fuerte abrazo desde Lima.
Karlina Fernandez ha dicho que…
Gracias por sus comentarios, "Anonimo" Ya vendran mas Cronicas, esta es chiquitica como yo

Daniela Velasquez, Asi es, ningun sueño es tonto, cada quien tiene un concepto de Felicidad

"unKnown" Gracias por leer, Salud por todos los sueños de todos, sobre todo porque se cumplan
Bhonny ha dicho que…
Te admiro karlina, escribes desde el corazón y se nota!! Vas a ser grande.