EL GUSTO (Karlina Fernández)


El gusto es imprudente, 
malcriado como un niño que se suelta la mano, 
que redunda en preguntas, 
escribe frases sugerentes, 
imagina insistentemente. 

En ocasiones el gusto no descifra el momento oportuno, 
se pone nervioso. 
El gusto revisa el teléfono, 
aplaude el nombre en negrillas, 
hace poemas, escucha canciones, se acelera, 
es torpe como un error ortográfico, 
apasionado como una orquesta sinfónica, 
intenta conquistar, editar errores, se acelera. 

El gusto dice boca, ternura, sexo. 
Persigue como un tuit, ve fotos y sueña. 
El corazón replica insistente, 
ríe nervioso cada vez que late, 
respira en la probabilidad, 
inhala suspiros, entristece si no hay respuesta, 
cae en un abismo, llora dilemas. 
se queda en un rincón castigado por la indiferencia, 
pregunta para que no le respondan la verdad.

Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.

Comentarios