MUERDE

Fue desliz del ron,
luego me deslicé en sus complejos.
Ella dice que es obsesiva compulsiva;
yo digo que estoy obsesionada con sus tetas negras.

Le tengo miedo a su edad…
porque desnuda,
me muerde algo por dentro
que empieza en mi infancia y termina en mi pecho.

Es peligroso su escándalo,
su inocencia envuelta en libros
y exactitudes gramaticales.

Es peligrosa su boca pegada a la mía,
porque la mía viene rota
y ella tiene toda la pinta de morder.


Si te ha gustado la lectura, y quieres colaborar conmigo haz clic AQUÍ
tu contribución para el mantenimiento del blog es de gran ayuda.

Comentarios

Entradas populares de este blog

MI TÍA, LA DE LA PLAYA

ESTACIÓN CAMARERA (Karlina Fernández)

6 MESES Y UN ADIOS